De como descubrí Sevilla, su Maratón y un trozo de mi mismo entre los dos.

Y empezó 2014 con varios objetivos deportivos por delante, muchos de ellos ambiciosos y de los que muchos populares soñamos ver cumplidos.

Para otras entradas quedan los primeros compases del año, con un primer podio en una carrera muy especial y buenos resultados en el resto, en borrador tengo las entradas, pero no termino de darles forma, las desilusiones fuerzan cambios de actitud y ninguna parcela de la vida se ve exenta de ellas, sin más paso a describir los cinco días que pasamos en Sevilla, de los cuales uno sirvió para cumplir el más grande de esos sueños.

DSC_1736

21 de Febrero de 2014, Viernes por la tarde comienza el viaje, cargado con maletas en las manos y muchas ganas de correr en los pies, nos plantamos en la estación a la espera del resto del grupo con el que pasaremos estos días, la sección de Veteranos del A.D Jerónimo Zurita casi en pleno serán buenos guías y compañeros de viaje, doce personas con ganas de disfrutar unos días en la Ciudad de Sevilla, en apenas cuatro horas estamos ya en la estación de Santa Justa, donde a unos cientos de metros nos espera el hotel reservado con antelación, la labor de búsqueda de alojamiento y billetes de AVE a cargo de los amigos del Zurita es impecable, hace meses que tenemos todo bien atado.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………….

He  borrado un par de veces ésta entrada que se había convertido en un cúmulo de datos que no dirán nada a quien lo lea y no haya estado ahí para vivirlo, así que nos vamos a quedar con la esencia y separar la paja del grano 🙂

…………………………………………………………………………………………………………………………………………….

¿Cómo describir la maratón de Sevilla? desde mi punto de vista IMPRESIONANTE, sé que hay otras opiniones, cosas que no estaban bien del todo, pero personalmente no sufrí de nada de lo que se critica a la organización, en parte, por llevar los deberes bien hechos.

No es la maratón en sí, si no, la preparación del maratón y el no haber  seguido un plan específico de entrenamiento lo que me arrojaba dudas sobre mis posibilidades, todo esto me dejaba psicológicamente exhausto, con bajar de mi anterior marca de 3h:13´ me conformaba, aunque me sentía con fuerza para algo más, decidí quitarme presión fijando mi objetivo alrededor de las 3 horas y surtió efecto.

Llegué a  Sevilla con ganas ante todo de disfrutar, de la maratón y de los días que iba a pasar con Mónica y los amigos del Zurita, de conocer Sevilla y atesorar cada momento.

El amigo Jesús sin duda es el culpable junto a Santiago, (a los dos muchas gracias) de que haya podido conseguir bajar de las 3 horas, si hubiera ido solo probablemente el coco hubiera optado por acomodarse a otro ritmo, pero ese era el día, estaba claro, con todo a favor no podía fallar, sabía que hasta el kilómetro 30 tendría fuerzas para llevar un buen ritmo, pero a partir de ahí….. a partir de ahí amigo, empieza el verdadero maratón.

Tras la primera toma de contacto con los bares Sevillanos y la diversión por las conversaciones con esta gente maravillosa, el Sábado ya, tras un trote de reconocimiento más bien escaso, nos dirigimos a la feria del corredor a retirar los dorsales que luciríamos orgullosos al día siguiente, el 1033 sería el dorsal que me tocara y que no olvidaré ya nunca, pasando a formar parte de mi breve, hasta el momento, historial como corredor popular.

Luego de una vuelta por los puestos de la feria, recogemos la camiseta y el pantalón que NB nos obsequia por la participación,  (hay que decir que la inscripción más barata que he visto en un Maratón internacional, con detalle de calidad por todas partes, debería cundir el ejemplo.) y nos espera la comida típica de la pasta, que va incluida en la inscripción y que al acompañante le cuesta unos justos 4€ , (creo que la única vez que nos sentamos a comer y no tuvimos que poner bote de 50€ ………….. jajajaja)

Una vez terminamos, y perdiendo las más sanas costumbres Andaluzas y Españolas…..nos saltamos la siesta y nos vamos a ver algo de Sevilla.

El paseo nos llevaría hasta el barrio de Triana, donde me di cuenta de la belleza de ésta ciudad……., preciosa, creo que una de las cañas que más a gusto me he tomado, en una terraza con la puesta de sol justo en la esquina de uno de los puentes que cruzan el canal del Guadalquivir……que momento……, irrepetible.

Con algunos kilómetros en la piernas  y muchos recuerdos en la retina, preparo como siguiendo un extraño ritual, las “armas” que usaría al día siguiente, una cena a base de pasta un restaurante de la cadena La Mafia, donde el valor seguro de esos ricos hidratos, proporcionaría la gasolina suficiente para afrontar la gesta de los 42.195 metros.

Suena el despertador….es el día “D”…….La mañana amanece fresca, el olor a Jazmin llena mis pulmones, un rápido repaso mental va activando uno por uno los músculos de mis piernas, como haciendo recuento de tropas, están todos listos, estamos ansiosos, la disociación continúa y el guión establecido por el yo racional es seguido al dedillo por el yo emocional….son las 06:15, a las 06:30 estoy desayunando, no tarda en aparecer Alfredo, Santiago y Pascual, Jesús lleva sistemáticamente y a rajatabla su dieta pre-maratón y desayunará la fruta que acostumbra, yo decido, siguiendo mis propias pautas, no salirme demasiado de lo que desayuno habitualmente y afortunadamente el pan tostado con miel junto al café con un poco de leche, sientan muy bien a mi estómago, le añado un mini- croissant y un zumo de naranja, la carrera empieza en 2h:30´tiempo suficiente para digerirlo.

Nos acercamos entre risas nerviosas al lugar de donde parte el autobús que nos llevará a la salida, la élite tiene su propio autobus y vemos como las gacelas negras y los “pros” se suben tranquilos en sus plazas.

Entre nosotros se puede sentir la tensión del momento previo, todos sabemos a lo que nos vamos a enfrentar, sabemos que no va a ser fácil, e intentamos distraer la mente de lo inminente, yo sigo concentrado, estoy bien, me encuentro bien y extrañamente tranquilo, se que voy a dar lo mejor de mi mismo, será duro……pero voy a intentar disfrutarlo.

llegamos al estadio, dejamos la ropa y no noto ni siquiera frío, visto de corto y tirantes, la equipación de mi Club,  todo está en orden, solo quiero que todo empiece, se que en ese momento se disiparán las dudas y los temores, trotamos juntos los cinco hasta la salida, hay mucha gente…., 9000 corredores, con cualquiera que cruzas la mirada existe esa complicidad que en décimas de segundo dice….que tal, si .., yo también estoy aquí, voy a hacer frente a la misma distancia que tu, no somos rivales, somos compañeros de viaje……, la única diferencia es que uno llegará antes que el otro, pero todos trataremos de llegar por el mismo camino….y unos lo conseguirán y algunos no…..y lo único que piensas es que tú no quieres quedarte en el segundo grupo.

Una evacuación de fluidos fugaz y a la postre insuficiente y nos colocamos en el “cajón” que por derecho nos corresponde, faltan más de 10 minutos y ya estamos en toriles…., la excitación es palpable, la música ambienta y anima innecesariamente, ¿acaso crees que alguno de los presentes no está ansioso de salir de aquí corriendo?

Ya falta poco, nos damos la mano, nos deseamos suerte, son deseos sinceros, es la hora…., la mente apacigua la música y ya solo hay un sonido….- pumpum-pumpum-pumpum – , el corazón sabe que le toca trabajar duro, las pulsaciones suben y marcan el ritmo que tienen que llevar, un disparo! salimos….

Los primeros metros apenas trotamos, miles de personas tratando de encontrar su espacio… que alegoría…., tal como todos tratamos de buscar el nuestro en la vida…, no pierdo de vista a los de rojo, corro paralelo a ellos, detrás , a la izquierda…a la derecha…, busco sentirme cómodo, no lo estoy, tengo ganas de orinar, son débiles, pero ahí están y se, que tendré que parar, más tarde o más temprano, pero tendré que hacerlo, puedo controlarlo, mi mente puede hacerlo y lo hago, me centro en llevar el ritmo, probablemente yo iría más rápido, cometiendo un error, ya que de hacerlo así acabaría desfondado en el 30, gracias otra vez 😉

El globo de 3 horas me pone nervioso, lo tenemos a unos 20 metros y el tapón de gente que se arremolina en su rededor no nos deja correr con espacio, comento que tendremos que comernos a la liebre……, supongo que lo analiza Jesús y un par de kilómetros más allá procedemos a rebasar la liebre de 3h para correr unos metros por delante……..

Seguimos a buen ritmo sin signos de fatiga……, llegan los avituallamientos, bebo bien, en el 11 como el primer gel, milimétricamente ensayado, cinco sorbitos pequeños, un buche de agua y ya está dentro…..cruzo los dedos porque haga su trabajo.

Las ganas de orinar siguen ahí, llegamos al kilómetro 20 y Jesús comenta que el va a parar a lo mismo que yo quiero hacer……, veo como se adelanta y se pone a ello, el tiene fuelle de sobra para reengancharse y seguir tirando de nosotros….., pero….y yo? ……se lo comento a Santi y tras planear cada movimiento, en segundos salto del pelotón me arrimo a un seto…..y alivio……..unos 20 segundos, cuando vuelvo correr viene Jesús por detrás y me dice que enseguida lo pillamos, si puedo seguir ese ritmo….miro el garmin….me lleva a 3:40…..le digo que si y ese kilómetro cae a 3:48 dando caza a Santi y reagrupándonos los 3 antes de pasar la media maratón, se que ese cambio de ritmo pasará factura pero no estoy ahí para lamentarme, he venido a correr….y lo sigo haciendo, a todo esto, vamos pasando por las calles de Sevilla y los pelos se erizan con los ánimos de la gente, Mónica está, como me había prometido, en el lugar acordado con una botella de agua por si solo daban vasos de avituallamiento y entre eso e intentar sacarme fotos mientras me daba ánimos es un pequeño caos en el que no puedo apenas saludarla, pero se que está ahí, (gracias cariño) y me da fuerza, sin querer acelero y sigo para llegar a meta y poder darle las gracias en persona 😉

Vuelvo a comer un gel como tenía planeado, todo va bien, el estómago y la reciente liberación de presión me permiten por fin disfrutar plenamente, estamos por el 25 y sin fatiga, voy fuerte, atisbo en la lejanía que es realizable,  pero se que aún no ha empezado lo duro, y que en esa distancia tan pronto estás arriba como estás abajo….

Pasamos el 30, ni pienso en el temido muro, hasta el 35 he entrenado (mucho más lento) pero se por donde voy…, pasamos el 35, Plaza de España, ese temido bucle en el plano, por primera vez los ojos tienden a encharcarse….la gente anima, bordea y abarrota la plaza, nos preparan un estrecho pasillo y en volandas pasamos por el parque y enfilamos la última parte del recorrido….

Hace ya rato que vamos adelantando corredores con menos suerte, intento animar a alguno de ellos, pero se que cualquier cosa que diga…., su mirada lo dice todo, y me da miedo, miedo por pensar que iban delante, seguramente seguros de sí mismos, y ahora están andando, o parados….., decido volver a mi concha, a escudarme en mi preparación, a recordar mis trotes por al nieve, monte arriba….., mis salidas nocturnas, con frío, rompiendo la escarcha de las mañanas por los caminos, solo, o en compañía, todo esto es mi escudo ante el hombre del mazo, si quiere golpearme va a tener que hacerlo fuerte….., llega el kilómetro 40, como habíamos hablado si alguien estaba en disposición de entrar en meta fuerte, Jesús le ayudaría, mientras bebo veo que aprietan el paso….y yo……me alegro tanto…….se que mi amigo Santiago a puesto mucho esfuerzo en esta maratón, que llevaba mucha presión encima, se que se lo merece, que es su momento, miro arriba, controlo mi tiempo……y en ese momento se que voy a conseguirlo, que mejoraré mis expectativas….prácticamente no me lo creo, sigo esquivando gente, cada vez se van quedando más en el camino, procuro no bajar demasiado el ritmo, pero aún así observo a mi alrededor, vuelvo a ver a Mónica y al resto de chicas animándome, y en su cara veo que sabe que lo voy a conseguir.

El estadio que en 1999 vio a Abel Antón proclamarse campeón del mundo de maratón se alza ante mí, ahora a pesar del ruido de la megafonía, de los aplausos continuados de los familiares de corredores que esperan en las gradas, a pesar de todo…..piso el tartán …..y me emociono, cada uno de los kilómetros recorridos desde el último maratón, llega a mis ojos en forma de lágrimas que mis gafas de sol se esfuerzan en ocultar, pero no estallan en llanto, es pura y simple alegría, es orgullo, es satisfacción, es……si quieres saberlo tienes que sentirlo, algunos sabéis de lo que hablo, verdad?

trazo la curva de la pista con energías renovadas, bien hubiera dado una vuelta más para disfrutar del momento, veo el crono, 2horas 57 minutos, ni en mis mejores predicciones….lo he logrado, alzo los brazos y aun en una posición de 400 y pico me siento ganador 🙂  , veo inmediatamente a Santiago y nos abrazamos y a Jesús igualmente, les doy la enhorabuena y las gracias, ha sido definitivamente, el día que corrí por debajo de 3 horas una maratón, el día que logré uno de mis más altos y a la vez modestos objetivos, fui un corredor muy feliz 😉

Esperamos estirando y desbocando emoción, no me corresponde a mi narrar la experiencia de mis compañeros, pero vi mucha emoción, llegaron Pascual y Alfredo, todos estábamos ya allí, contando las incidencias de cada uno de camino a recoger la ropa y el escaso, ahora si, avituallamiento final.

Me esperaban las felicitaciones de Mónica, la vi orgullosa, … 😉 , todas las chicas de la expedición contentas de vernos contentos, todos triunfales, cada uno en nuestros objetivos, como dijo Pascual, el maratón pone todo en su sitio, si has entrenado para 3:15 sería muy dificil hacer menos…, que grande eres Pascu.

Alfredo llegó a meta rebajando notablemente su marca, prácticamente deshidratado y con la ayuda de Kino, no se cansó de agradecérselo durante el tiempo que permanecimos allí, supongo que nunca dejará de hacerlo 🙂

Y así entre risas y llantos (Santiago….¿has parado ya? ) volvimos al hotel, donde rápidamente hubimos de adecentarnos y cambiarnos en tiempo record, ya que ahora nos debíamos al turisteo y a llevar  y hacer amena el resto de la estancia a las sufridas mujeres que tantas horas de entrenamientos y carreras en sitios inusitados soportan 😉

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hasta aquí lo deportivo, pero la estancia en Sevilla deparó mucho más, quien me iba a decir a mi que me gustaría tanto una sesión de flamenco como la que disfrutamos? estaba claro que la cerveza a -2ºC si me iba a gustar…..jejeje.

Las  batallitas de otras carreras y los nuevos proyectos fueron saliendo en las conversaciones, que disfrutando de la compañía y adornados por el marco incomparable de Sevilla, hicieron que pasara unos días realmente intensos y que nunca olvidaré.

Despues de estas líneas quizas retome los borradores que tengo pendientes de otras carreras, pero quería plasmar estos pensamientos antes de que se diluyan en la preparación de los nuevos retos,  porque si una cosa tengo clara es que no voy a parar, (101Km de Ronda…… ) una vez liberado de la presión del crono volveré a la paz del monte donde no importa tanto el tiempo, si no el propio camino, próximo objetivo la Carrera de Montaña Alto Sil, en mi tierra querida…….. allá vamos!!!!!!

Anuncios

Acerca de Runzalico

Amante del Running, el Trail-running y obsesionado con estar al tanto de las novedades en material para el disfrute de esta pasión. Ver todas las entradas de Runzalico

14 responses to “De como descubrí Sevilla, su Maratón y un trozo de mi mismo entre los dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CARRERAS DE MONTAÑA, POR MAYAYO

Carreras de montaña por Mayayo: Trail running ultra trails, material y más.

Runzalico

Otro corredor con Blog u otro Blog de running

BLOGMALDITO RUNNING PUB

RUNNING PARA ADICTOS DESDE BARCELONA HACIA EL INFINITO

CONTADOR DE KMS.

Corro por los que no pueden hacerlo!

Antonio Madriñán

Endurance athlete, Salomon Ambassador, Writter / Oficial Site.

Vientu Nordés

Otro corredor con Blog u otro Blog de running

Kamikazed

Party People

el corredor nocturno

experiencias de un corredor

Dully Pepper24H

Arte pelo Amor, Arte pelo Mundo, Arte pela Paz!

riverrunnerroad

Siempre buscando algo mas, pero siempre disfrutando.

bizenticosportworld

Deporte y vida al aire libre

QUERER ES PODER!!!

Otro corredor con Blog u otro Blog de running

AVENTURAS DE OTRO LUGAR

Otro corredor con Blog u otro Blog de running

El Hilarillo

Otro corredor con Blog u otro Blog de running

Blog de David

Otro corredor con Blog u otro Blog de running

A %d blogueros les gusta esto: